Alumnas del 2° año del Colegio Roque González de Posadas y otros cursos que se sumaron a la medida realizaron en la jornada de ayer una sentada denunciando acoso y abuso sexual de parte de sus compañeros de curso, que se vienen sucediendo desde el inicio de las clases. Esta situación fue advertida y reclamada oportunamente ante las autoridades educativas y ante la falta de acciones concretas, las chicas procedieron a una manifestación intraescolar.

 El caso llegó a tal extremo que ante la falta de respuestas por parte del personal directivo, una madre de las chicas hostigadas realizó una denuncia policial.

Es por esta situación que en la mañana de este viernes, el juez César Jiménez se presentó en la institución para mantener una reunión con los distintos actores.

En diálogo con el magistrado dijo: «Me reuní con el colectivo femenino de la escuela, previamente estuve con el rector, quien organizó la reunión con el psícologo del Juzgado y la licenciada Liliana Fiore del cuerpo de padres».

«Iintercambiamos opiniones y lo más importante es que comencemos a instalar en la comunidad educativa la Educación Sexual Integral, no hay posibilidad de arreglar esta situación si esta ley no es operativa», acentuó.

Además agregó que se debe instalar la ESI como una obligatoriedad, «no tenemos ninguna denuncia penal, se actuó de oficio a través de lo que se conoció en las redes sociales y de los medios. Aquellos que delinquen deben tener entre 15 y 17 años y debajo de esa edad se toman otras medidas, se tendrá que rever y ver si hay sujeto punible o no».

«Esto recién comienza, estamos en una sociedad impregnada de esteorotipos patriarcales y machistas que es muy difícil sacarlos de encima, este trabajo de deconstruirnos de respetar al otro. La ESI lleva como ley 15 años y todavía es negada en muchas instituciones escolares y es necesario que sea implementada, que se involucre la comunidad educatiuva», finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.