El responsable realizó un camino con una máquina sin autorización y mató a cientos de pichones de pingüino en la reserva natural Punta Tombo, en Chubut. No conforme con eso, puso un cerco electrificado y mató a muchos adultos.

En la reserva de Punta Tombo, uno de los atractivos naturales de la provincia de Chubut, ocurrió un hecho indignante que tuvo como consecuencia la matanza de cientos de pingüinos. Los guardafaunas se percataron de lo que había pasado este lunes, cuando en una inspección ocular de rutina, se corroboró el desastre ambiental que se había producido.

Las autoridades del Ministerio de Turismo de Chubut denunciaron que el dueño de un campo lindero al icónico paraje turístico avanzó con la construcción de un sendero. El camino, que se extendía desde la propiedad hasta la costa, se realizó “sin autorización” y “con una máquina de alto porte”, según informó la fiscal a cargo de la denuncia, Florencia Gómez. La funcionaria judicial graficó la magnitud del daño. La obra “enterró a todos los nidos de pichones de pingüinos” que encontró a su paso.

Junto al accionar negligente, el propietario tomó la decisión incluso de ir un paso más allá al poner en riesgo a la fauna autóctona. Durante la realización del camino, “el cercado se electrificó, lo que hizo que muchos de los pingüinos adultos mueran electrocutados”, informó Gómez a ADN Sur.

La escena se produjo en un campo lindero a Punta Tombo, pegado con la reserva. La hipótesis inicial apunta a que el acusado buscaba facilitar su acceso a la playa. “Creemos que era para tener un acceso directo a la costa, pero para eso habría que tener una autorización previa y un estudio para analizar el impacto ambiental, que es lo que se generó: un daño irreparable”, agregó Gómez.

La fiscal confirmó que se enviará una comisión integrada por efectivos policiales y personal de investigaciones para realizar este martes el allanamiento del predio, junto del secuestro de las pruebas. Del operativo participarán también guardafaunas, funcionarios del Ministerio de Turismo provincial y biólogos y miembros de Conicet-CENPAT.

De acuerdo a las actuaciones iniciales, la fiscal Gómez anticipó que imputarán al dueño del campo por violar la Ley de Maltrato Animal. “A lo largo de la investigación iremos evaluando si se le imputa otro delito. Estamos realizando toda la investigación preliminar para saber la magnitud del impacto”, consideró Gómez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *