Se trata de un galeno local especialista en gastroenterología infantil de 56 años. El juez y la fiscal de Instrucción coincidieron en la acusación que en base a las pruebas realizó tocamientos indebidos a las madres de sus pacientes.

Un pediatra gastroenterólogo de Posadas, de 56 años, deberá ir a juicio acusado de manosear a cuatro pacientes, entre ellas una menor, señalaron fuentes judiciales.

La decisión fue adoptada en las últimas horas por el juez de Instrucción 3 de la Primera Circunscripción Judicial, Fernando Luis Verón, después de que la fiscal Adriana Herbociani cumplimentara con el requerimiento de elevación de la causa a audiencia oral. La representante del Ministerio Público decidió imputar al médico por “abuso sexual simple cuatro hechos en concurso real”, planteo al que adhirió el magistrado de primera instancia. Una vez firmada por Verón la resolución judicial, se notificó a las partes y también a las víctimas.

El juez y la fiscal coincidieron en que los elementos probatorios colectados durante la investigación eran suficientes para sostener que el galeno hizo tocamientos indebidos en sus pacientes.

El presunto accionar indecoroso del médico comenzó a salir a la luz en abril de 2019, cuando los padres de una paciente de 14 años que fue atendida desde bebé por este profesional de la salud que, además de ser pediatra, hizo también la subespecialización en gastroenterología infantil, lo denunciaron por acoso sexual.

Sin embargo, desde junio de ese mismo año comenzaron a surgir casos más graves, cuando una mujer de 30 años, madre de una pequeña paciente, afirmó que fue accedida carnalmente. Por ese hecho el juez de Instrucción 1 de Posadas, Marcelo Cardozo, ordenó la detención del facultativo, aunque poco después recuperó la libertad tras pagar una fianza de 100 mil pesos. En su momento y al ser indagado negó los cargos en su contra.

Finalmente, luego de la repercusión de la noticia otras pacientes se habrían animado a romper el silencio sobre lo que les sucedió y recayeron en la Fiscalía del Juzgado de Verón siete denuncias, de las cuales hubo elementos para probar cuatro de ellas, todas relacionadas a presuntos manoseos o “abusos simples”, indicaron las fuentes.

Clínicas y hospital

Desde que comenzaron a surgir las investigaciones judiciales el médico dejó de pertenecer al staff de un sanatorio céntrico (donde ya sumaba 17 sanciones administrativas).

En ese entonces contaba con un consultorio en otra reconocida clínica posadeña.

Era, además, médico de planta del Hospital Provincial de Pediatría, donde se sacó licencia.

Interviene el Correccional

Ya cerrada la instrucción de la causa, luego de que los investigadores judiciales reunieron las evidencias y los testimonios necesarios, el expediente recayó en el Juzgado Correccional y de Menores 2 de Posadas, a cargo del magistrado César Raúl Jiménez.

En dichos estrados se ventilará la causa en un debate oral y no en un Tribunal, debido a que es atribución del juez de menores juzgar en única instancia los delitos que la Ley reprime con pena que no exceda los seis (6) años de prisión, multa o inhabilitación y en los delitos culposos cualquiera fuera el monto de la pena.

En este caso la calificación penal fue determinada como presunto “abuso sexual simple”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *