Diferentes cultivos son afectados por la falta de lluvia y los fuertes rayos del sol. Los ganaderos lamentaron que “los terneros se mueren”. Yerbateros dijeron: “Es desalentador lo que pasa”.

Hace varias semanas no se registran precipitaciones en la provincia y sumado a eso la temperatura está en aumento. Todo esto forma un combo de problemas que afectan a los cultivos y a la alimentación de los animales.

Es así que los productores se muestran preocupados por la situación que están atravesando con esta sequía porque se están perdiendo los cultivos de maíz, el ganado está muriendo y los yerbales se quemaron con el sol.

Víctor Chamula de la Asociación Ganadera de Andresito comentó que “en la zona norte todos los productores estamos en terapia intensiva, no hay otro calificativo para esta situación. Ahora se nos agravó mucho más que con la sequía anterior. La situación es caótica”.

Aseguró que “los productores ganaderos estamos sin comida, los terneros se nos mueren y las vacas están desbastadas. Es plata pérdida para el ganadero”. En este sentido, mencionó que “los colonos quieren vender la hacienda, pero los compradores también están escasos con el tema de la comida”.

Mencionó que “estamos trayendo alimentos de otras provincias como el maíz, la alfalfa y otros. Y sumado a eso tenemos un problema burocrático e impositivo. Nadie nos da una mano”.

Contó que “nos sentimos abandonados por el Estado en general porque no nos dan soluciones. Los productores piden ayuda (a la asociación), pero ya no se les puede dar una mano”.

La actualidad de los teales
En lo que respecta a la producción de té, Cristián Klingbeil de APAM dio un panorama de lo que sucede en la Zona Centro. Señaló que “la sequía se empezó a sentir, pero no es tan notorio porque estamos haciendo la segunda cosecha y todavía aguantó la humedad que tiene la tierra”. Recordó que “las precipitaciones que se habían registrado anteriormente dejaron un buen nivel de agua en la tierra”. Sin embargo, deslizó que “de ahora en más si no llueve se va a resentir la sequía y se va a retrasar la otra cosecha. Esperemos que llueva en estos días porque sino habrá una merma en el rendimiento”, remarcó. Por otro lado, expuso que “llama atención que las noches son frescas y eso también afecta la brotación normal del té”.

En cuanto al pedido que hace el sector, Chamula señaló que “se pide (al Gobierno) que agilice o que no burocratice todo con cargas impositivas o papeles para traer granos”. Sentenció que “es más rápido y fácil divorciarse que traer una carga de maíz”.

Apuntó que “pedimos que compren el maíz o nos traigan hasta Andresito, nosotros queremos pagar; pero necesitamos que el ingreso de la comida de la hacienda sea fácil”.

Por su parte, Ariel Steffen quien es productor yerbatero y presidente de la Cooperativa Siete Estrellas de San Pedro, expuso que las plantaciones de yerba están siendo muy afectadas por los fuertes rayos del sol.

Detalló que “es desalentador porque se están muriendo todos los yerbales tanto los que tienen cinco años como los nuevos. La situación es crítica y es un desastre. Es muy preocupante lo que está pasando”. Recordó que al ser grandes extensiones de plantaciones no hay forma de “salvar las plantaciones”.

“Si se riega con el sol caliente la planta se cocina y es peor”, remarcó y agregó que “los rayos del sol rajan la tierra y mata todo”.

“Estas son inversiones invaluables de toda una vida y hoy el factor climático se está llevando todo. Y nadie acompaña al productor”, lamentó Steffen.

Asimismo se mostró molesto por lo que está sucediendo con los productores yerbateros. “Da bronca porque se aprovechan del productor porque la cosecha anterior se terminó en $50 y ahora está en $45. Lo único que buscan es estafar al productor”, opinó.

Los reservorios de agua

El presidente de la Feria Franca Posadas, José Villasanti, apuntó a este Diario que “todavía hay agua en los reservorios y los arroyos. Pero falta lluvia y los rayos del sol están muy calientes” . Consideró que “una vez por semana más o menos debe llover para que se mantenga todo sino rápidamente se seca”.

Recordó que “todo lo que está bajo cielo se lo debe cubrir con media sombra o debe estar en un invernadero donde se puede controlar el agua y la humedad”.

Afirmó que todo esto deriva en que los costos de producción sean más altos. “El productor debe invertir más, pero muchas veces el producto está al mismo precio”, explicó.

Agregó que “se intensifica el trabajo del colono porque tiene que regar más de seguido, pero -a la vez- el agua está caliente y eso daña las producciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *