Es la actividad que más reclamos recibió en el 2021 según la Dirección de Defensa al Consumidor de Misiones.

El sistema financiero y la variada gama de servicios que ofrece a los clientes y consumidores se posicionó como el sector que más quejas y reclamos ha recibido en este 2021, segundo año de pandemia y emergencia sanitaria.

Hay un motivo central: la bancarización obligada y la gestión online a la que debieron ajustarse prácticamente todos los ciudadanos para hacer trámites, cobrar beneficios, salarios o servicios; pagar, entre otras cosas.

En este sentido, el titular de la Dirección de Defensa al Consumidor de Misiones, Alejandro Garzón Maceda, indicó que “las nuevas formas de comercio con la pandemia hicieron que cambien algunas modalidades de actuar y algunos reclamos, por ejemplo: la bancarización obligatoria que se produjo el año pasado llevó a un aumento de reclamos por el uso del sistema financiero”.

En declaraciones efectuadas explicó que “si tengo que decir los reclamos que mayor trascendencia tienen son los servicios financieros: la tarjeta de crédito, débito, seguros, cajas de ahorro, todo el sistema de servicio financiero. A eso hay que agregar todo el comercio electrónico”.

El área no investiga delitos, sino infracciones a las leyes de Defensa del Consumidor. De todos modos, se puede reclamar contra los bancos y entidades financieras por no cumplir con sus deberes establecidos por la Ley de Defensa del Consumidor, tanto como información del servicio, protección de la integridad de los consumidores y su información personal y el trato digno.

A nivel nacional se han aplicado numerosas sanciones. Una de las más comunes es por debitar de las cuentas sueldo y de la seguridad social de sus clientes sumas de dinero en concepto de seguros y servicios de cobertura o asistencia médica no solicitados, así como por cobrarles por “mantenimiento de cuenta”.

Incumplimiento de contratos

Hubo casos de algunos bancos que fueron advertidos por incumplir los contratos de acuerdo a como habían sido publicitados, en cuanto a términos, plazos, condiciones, modalidades, reservas; y por no garantizar la seguridad de las operaciones realizadas a través de las entidades.

También se imputó a los bancos porque no habrían prevenido los daños ocasionados, a pesar de que resulta esencial para la protección de las y los consumidores, para que los productos y servicios se presten de manera segura y así evitar que se vulneren diferentes derechos.

Préstamos no solicitados

Las Fintech son empresas que en muchos casos están vinculadas a algún banco y que brindan “soluciones financieras” con ayuda de la tecnología. El servicio más común que prestan es el otorgamiento de préstamos.

Justamente, en el transcurso del año, a nivel nacional se otorgaron préstamos no solicitados con cargo automático en cuentas de consumidores; y a quienes sí solicitaron los créditos no les brindaron información clara y detallada sobre las condiciones, no respetaron el derecho de arrepentimiento e impusieron la prórroga de jurisdicción, que implica que los reclamos frente al Estado sólo puedan realizarse en la localidad que establece la empresa.

Esto informó la Secretaría de Comercio Interior de la Nación. En algunos casos tampoco respetaron los intereses expresados en los contratos, y llegaron hasta a cobrar por débito automático más de una vez en el mismo mes.

Derechos de los consumidores

• Elegir libremente la compra de un producto, la contratación de un servicio y recibir información completa, veraz y oportuna, antes de tomar cualquier decisión.
• Recibir un trato digno por parte de las empresas o entidades.
• Protección de la vida, de la salud y seguridad física en el consumo o uso de bienes y servicios.
• Educación para el consumo y el uso de bienes y servicios.
• Recibir productos de calidad.
• Reparación oportuna de los daños y perjuicios sufridos por el consumidor, siempre y cuando los riesgos y daños no hayan sido previamente informados por el proveedor.
• A que las empresas cumplan sus promesas publicitarias y lo establecido en los contratos.
• Acceder a las instituciones correspondientes para la protección de sus derechos y sus legítimos intereses, en forma gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *