Al menos 18 personas murieron y 400.000 se vieron afectadas por las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias que azotan desde hace días al estado de Bahía, en el norte brasileño.

La Protección Civil confirmó que 19.580 personas tuvieron que abandonar sus hogares y que 16.001 de éstas los perdieron, y debieron ser alojadas temporalmente en pabellones y campamentos.

El gobernador Rui Costa firmó en las últimas horas un nuevo decreto que incluye a otras 47 ciudades en la lista de municipios en situación de emergencia por las lluvias. Como resultado, el número total de ciudades en Bahía donde la medida está en vigencia ya llega a 72, incluidas Ilhéus y Porto Seguro.

Los municipios se declararon en estado de emergencia por las lluvias, que durante los días extremadamente calurosos del verano en el hemisferio sur suelen presentarse en las últimas horas de la tarde tormentas eléctricas que, a pesar de ser rápidas y transitorias, dejan mayores daños que las del invierno debido a su intensidad y fuerza.

La declaración de emergencia autoriza la movilización de todas las agencias estatales con el fin de ayudar con acciones para responder a la tragedia, como obras para restaurar ciudades y ayudar a las personas sin hogar.

El gobernador Rui Costa sobrevoló algunas de las áreas más afectadas el domingo y habló de una “tragedia gigante”.

“No recuerdo si en la historia reciente de Bahía hay algo de esta proporción. La cantidad de casas, calles y lugares completamente bajo el agua es algo realmente aterrador”, lamentó.

“Estamos movilizando todos los esfuerzos para ayudar a los afectados por el agua. En este momento, el esfuerzo es sacar a todas las personas de las zonas de riesgo, de las casas que eventualmente corren el riesgo de derrumbarse, y brindar esta asistencia inicial, restableciendo el agua, conexiones, energía y garantía de apoyo con canastas de alimentos”, afirmó Costa.

Estados vecinos como Sao Paulo, Maranhao, Minas Gerais, Espírito Santo, Río Grande del Norte, Sergipe o Paraíba han enviado también aeronaves y equipos de bomberos para colaborar en el rescate, 25 carreteras se vieron interrumpidas o anegadas en distintos puntos del estado, algunas por deslizamientos de piedras o tierra, según la Secretaría de Infraestructura de Bahia.

Además de las lluvias que continúan desde el 23 de diciembre hasta hoy, en el Sur de Bahía se derrumbó este sábado la Represa de Ciudad de Vitoria.

El ayuntamiento de Itambé advirtió en su cuenta de Instagram que una fuerte inundación afectará al estado de manera repentina y solicitó que todos los habitantes evacúen los márgenes de Rio Verruga de manera inmediata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *