Luego de las continuas suspensiones, empresas y Gobiernos ajustaron el protocolo para la vuelta. El desafío será dar prioridad al cruce en el puente frente a las largas colas de varias horas para ingresar a Posadas. El boleto cuesta 12 mil guaraníes o 400 pesos.

Después de varios amagues, desde la madrugada de este sábado se restableció el servicio de transporte internacional de pasajeros por el puente San Roque González de Santa Cruz, que une a Posadas con Encarnación (Paraguay).

El reinicio se da después de dos años de no funcionar ante la llegada de la pandemia de COVID-19 y el posterior cierre de las fronteras argentinas con los países vecinos, la primera unidad partió con el chofer y un pasajero, según fuentes de Migraciones.

Cabe recordar que hubo un primer intento el pasado 28 de diciembre, incluso un día después. Pero las diferencias entre empresarios y funcionarios sobre cómo aplicar los protocolos sanitarios, llevaron a que recién hoy se concrete la vuelta de los colectivos.

“Ajustamos los protocolos y estamos pidiendo a las autoridades del lado paraguayo que nos ayuden con el control sanitario. Eso hace que se faciliten un poco las cosas y, entonces, es viable iniciar el servicio”, sostuvo Walter Insfrán, el propietario de dos de las líneas paraguayas concesionadas en comunicación con Radio República.

Los colectivos saldrán desde la terminal de ómnibus de Posadas y se espera una frecuencia de un colectivo cada 15 minutos.

Cómo funcionará

El empresario Insfrán recordó que, al momento de subir a un colectivo, “se pedirán los protocolos normales de ingreso: doble vacunación, PCR o test de antígenos básicamente (en caso de corresponder por plazos y distancias). Ese control lo haríamos con los choferes al ingresar el pasajero al ómnibus”.

“Si no los tiene, no viaja”, advirtió respecto al cumplimiento de lo exigido.

Sólo podrán viajar personas sentadas que, en el caso de las empresas a cargo de Insfrán, “son aproximadamente entre 40 a 42 lugares por colectivo”. El boleto tendrá un costo por tramo de 12 mil guaraníes o 400 pesos al cambio actual.

“Es un gran trabajo para los choferes y esa situación es dinámica: a medida que se cumplan los servicios, iremos realizando correcciones si así se presenta la situación. Pero recién lo podremos ver cuando se inicie el trabajo”, aseguró Insfrán.

Cabe aclarar que los controles serán dobles: uno en cada cabecera del puente San Roque González de Santa Cruz.

Afirmó respecto a las expectativas que “la gente quiere mucho el servicio, en especial del lado paraguayo, porque hay mucha gente que no tiene la posibilidad de viajar en auto y sería un alivio para los que tienen menos recursos”.

Walter Insfrán admitió que habrá que lidiar con las interminables colas para ingresar a Posadas. Si bien habrá un colectivo cada 15 minutos, el desafío es lograr que complete el recorrido en una hora.

“Es uno de los inconvenientes y tratamos de hablar con autoridades en el puente para no hacer sufrir a los pasajeros. Por eso estamos pidiendo que nos den una mano y nos adelanten cuando los coches se junten demasiado en el puente. Se hacía antes cuando la cola era demasiado larga y, por horarios, nos adelantaban dos o tres coches para los controles y así se normalizaría el servicio”, recordó el empresario paraguayo.

Carril exclusivo para agilizar

Según había publicado días pasados el portal informativo digital “Más Encarnación”, del lado paraguayo también se prevé la habilitación de un carril exclusivo para el tránsito de las unidades de transporte de pasajeros.

De igual manera podrán hacer uso del mismo los taxistas encarnacenos para descomprimir el paso por el viaducto internacional de los demás automovilistas. Hoy se verá si todo funciona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *