Fiscalía y Juzgado Federal de Oberá aguardan informes para determinar responsables del operativo del lunes en el que falleció de un disparo en la cabeza un joven de 22 años que intentaba cruzar el río Paraná e ingresar a Colonia Oasis.

La Justicia Federal Argentina aún no recibió, ni estableció presuntas identidades de los efectivos de Prefectura Naval que habrían intervenido en el procedimiento -del lunes al mediodía- para interceptar un cruce migratorio clandestino en el río Paraná desde la costa paraguaya a la zona de Colonia Oasis en Jardín América, que le costó la vida a un joven de 22 años de un disparo en la cabeza cuando la canoa a motor en que se movilizaba, intentaba escapar y retornar al vecino país.

Desde la Fiscalía y el Juzgado Federal de Oberá no trascendió aún avance firme en torno al esclarecimiento de lo sucedido. Sólo se reiteró, que Prefectura respondió a los primeros pedidos de informe solicitados por el consulado paraguayo en Misiones, con su versión del operativo en el que sostuvo que los efectivos de la zona mencionada realizaron disparos intimidatorios, recurso autorizado para estos tipos de acciones sobre la costa argentina.

Lo que no puede contradecirse hasta el momento, es que Rodrigo Fabián Caballero Irala recibió un balazo en la cabeza cuando intentó llegar a Colonia Oasis en una embarcación clandestina desde Capitán Meza. Fue atacado presuntamente por efectivos de la fuerza de seguridad federal.

Vale remarcar que el martes, la Prefectura “Alto Paraná” a través del informe presentado por el prefecto principal Rubén Darío Casco, jefe en “Puerto Maní”, respondió al cónsul rolando Agustín Goiburú Benítez sobre en “Puerto Oasis”, jurisdicción de la PNA.

Informaron que dos patrullas fluviales controlaban la zona. Una de ellas apostada en el puerto natural conocido como Kalisco y que procedieron a interceptar una embarcación a motor con tres tripulantes a bordo.

Aseguraron que dieron la voz de alto a la canoa clandestina pero la respuesta fue intentar retroceder y escapar hacia aguas paraguayas. El informe detalló que fueron dos tiros de bala los que efectuó uno de los prefecturianos y que correspondieron con los “disparos intimidatorios controlados” que se realizan para no herir a los infractores sino que se utilizan para que se entreguen y finalice la flagrancia de delito.

De acuerdo a la denuncia realizada en Capitán Meza por la acompañante y prima de la víctima fatal fueron al menos siete los disparos y sin mediar voz de alto que ejecutaron dos efectivos con ropa de camuflaje los que irrumpieron en la orilla del río cuando la canoa se aproximaba.

Prefectura comunicó además que abrió un sumario administrativo pero con intervención policial para que se esclarezca el hecho. Tales actuaciones también serán corridas al Juzgado Federal de Oberá, por estos días bajo la subrogación del juez de Eldorado, Miguel Ángel Guerrero.

Caballero Irala y Celina Escobar (26) habrían abonado cinco mil pesos a un canoero pero fueron interceptados por una patrulla de Prefectura. Se escucharon varias detonaciones de arma de fuego, uno de los balazos impactó en el cráneo del joven. Lograron escapar hacia Capitán Meza pero la víctima falleció segundos después de ingresar a una clínica privada a las 15.45 del lunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.