Cristian Buttie, analista político y titular de CB Consultora, señaló que el referente liberal representa para el votante a “lo distinto. Es lo que fue Macri en 2015 y la gente está buscando lo distinto”.

El referente liberal, Javier Milei, se convirtió en una grieta dentro de Juntos por el Cambio, por las fuerzas internas que se enfrentan, con posturas a favor y en contra, de su incorporación al frente opositor en la carrera presidencial 2023.

Ayer, el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, volvió a diferenciarse de los dirigentes que integran “el ala dura” de Juntos por el Cambio (JxC) al asegurar que no existe ninguna posibilidad de sumar al diputado liberal Javier Milei a la coalición opositora. Mientras que Patricia Bullrich y Mauricio Macri se muestran seducidos por las ideas del libertario.

Cristian Buttié, consultor político y titular de CB Consultora, que todos los meses mide la imagen de los gobernadores e intendentes del país, recordó que “JxC tiene una esencia que es haber agrupado la mayor cantidad de expresiones ‘anti K’ en el 2015 y eso le permitió llegar a la presidencia. Después tuvo el desafío de gobernar en el marco de esa coalición, sufrir, y mantenerse unidos luego de la derrota del 2019”.

Creo que JxC pierde la frescura que tuvo cuando surgió como opción antikirchnerismo. Eso es lo que está capitalizando Milei, y hay algunos sectores de JxC que se dan cuenta de eso, como es el caso de Patricia Bullrich, Mauricio Macri y algunos diputados, que entienden que no es hacia el lado de la moderación sino que hay que ponerse aún más ortodoxos y acercarse hacia las ideas de Milei”.

Por otro lado, analizó: “Lo que hoy tiene Milei es una sobreexposición, eso le dio usufructos y por eso tiene niveles de imagen positiva, pero esa sobreexposición lo puede empujar a cometer errores no forzados”.

Además advirtió que “hay muchísimas posibilidades de que incluso no compita JxC, que se llamen de otra manera y tengan otra identidad, lo cual le permitiría la entrada a Milei para armar un gran frente opositor”.

El analista político también planteó que actualmente “se ve a un Milei capitalizando el posicionamiento que tiene y el desgaste de las otras fuerzas políticas. Pero lo que no tiene Milei es una estructura, y hasta el momento no se ve que eso se esté gestando más allá de pequeñas expresiones de dirigentes de diferentes provincias que están haciendo algo con muchísima voluntad pero pocos recursos”.

“El peronismo y el radicalismo históricamente tienen esa estructura, tienen municipios, concejales, provincias, lo que les permite alcanzar otra impronta a la hora de encarar una elección. Eso Milei no lo tiene, y en una elección presidencial, de la manera que se hacen en Argentina, es algo que te juega muy en contra”, opinó.

Escenario de tercios

Consultado sobre las posibilidades reales de la opción liberal para ganar un comicio presidencial, Buttie contestó que, de acuerdo a los sondeos que se vienen realizando, “si las elecciones fueran mañana el escenario es de tercios, porque tenemos un peronismo en 29 puntos, JxC en 32, y Milei en 22 puntos”.

Dentro de ese escenario “lo primero que tiene que lograr Milei es que lo vote más de la mitad de los argentinos en un hipotético escenario de ballotage”, apuntó y añadió que “primero hay que ir a unas PASO, llegar a las generales, ser competitivos y llegar al ballotage. En ese caso, de alcanzar el ballotage, tienen que ver cómo Milei logra empezar a tener posicionamientos y llegar a electores que hoy no lo ven, no lo tienen como un referente electoral. Puede ser que algunas personas coincidan en el tema de los impuestos o que la política no ha dado grandes resultados pero falta explicar más sobre las ideas”.

En tanto que sobre los seguidores del candidato liberal, señaló: “Los jóvenes siguen siendo su gran bastión, es algo que lo tiene consolidado, pero claramente se está viendo que de a poco va superando las franjas etarias”.

Milei está muy sólido en la franja entre los 16 a 30 años, llegando a buenos valores a los 35 y empezando a perforar hasta los 40 años. Todavía no llega al padre de familia de 45 o 50 años, y ese es el gran desafío, no porque sea la gran mayoría sino porque son claramente el péndulo electoral en cada elección”, comentó.

En relación a la actitud de los potenciales votantes, dijo que para ellos “Milei es lo distinto, ya sea por todo lo que dice o por lo que representa, porque no es un político, es un outsider, un profesional y persona formada. Es lo que fue Macri en 2015 y la gente está buscando lo distinto”.

“Por eso se le hace difícil a JxC que ya no es lo distinto, es más de lo mismo. Entonces cuando la gente busca algo distinto, algo fresco, el que está capitalizando todo eso es Javier Milei”, consideró y amplió: “Se ha convertido en líder y hay que ver si ese liderazgo le da proyección o un piso”.

“Una conclusión que se pueda brindar ahora y mantener en el tiempo es que Milei es tercera fuerza, reemplaza a la izquierda. Si tiene un techo que pueda superar a las estructuras históricas de las dos fuerzas políticas principales es algo que no se ve muy factible en este momento”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.