Representan el 40% de los residuos en zonas urbanas y costeras desde 1980.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que las colillas de cigarrillo son “el residuo más generado en el mundo” desde 1980 y por lo tanto representan un “problema ambiental y humano” que “merece un tratamiento especial”

La OMS estimó que los fumadores desechan “entre 4,5 y 5,6 billones de colillas por año” por lo que “diariamente desechan alrededor de 18 mil millones de colillas”.

Esto hace que, desde 1980, el 40% de los residuos en zonas urbanas y costeras sean precisamente las colillas de cigarrillos.

El organismo advirtió de la escasa “conciencia colectiva” sobre la contaminación producida por los filtros de los cigarros, ya que “son pequeños, pasan inadvertidos y, lo que es aún peor, está naturalizado que su destino final sea el suelo”.

Al respecto, se especificó que el daño producido tiene que ver con los filtros, hechos de acetato de celulosa, que nacieron con la función específica de evitar que muchos tóxicos lleguen a los pulmones.

Entre ellos, se encuentran cobalto, aluminio, arsénico, níquel, alquitrán, plomo y estroncio, entre las más de 100 sustancias nocivas que se producen al combustionar el tabaco y filtrar el humo con la colilla.

Tal es así que, a pesar de utilizar filtros, los cigarrillos siguen siendo la principal causa del cáncer de pulmón. Es decir, ni siquiera la barrera física inventada para “atrapar” estas sustancias puede evitar el inmenso daño que causan.

Los daños se multiplican al entrar el filtro en contacto con el ambiente; de hecho, cada colilla puede contaminar entre 40 y 1000 litros.

Es más, según un estudio de la Facultad de Ciencias Ambientales de Lima, Perú, determinó que 1,29 colillas en un litro de agua dulce fueron letales para el 50% de los organismos que vivían ahí.

Se recalcó además que los suelos “cumplen una función vital para la vida en el planeta” ya que son el sustento de la especie humana y de millones más, al estar compuesto por minerales, nutrientes, hongos, insectos, animales y microorganismos de todo tipo, que forma la base de la cadena alimentaria, que los seres humanos lideran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.