En Posadas, unas tres familias con niños debieron ser resguardadas. En un relevamiento realizado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, señalaron que al menos unas 15 personas viven en espacios públicos.

Con la llegada de una segunda ola de frío polar a la provincia, se organizó un operativo en red para asistir a las personas en situación de calle. En conjunto con varias instituciones, se coordinó para brindar un espacio de contención y alimentación.

Un problema que crece

En diálogo con Jazmín Tobar, coordinadora de Operación Rescate, explicó que “hay mucha gente en situación de calle, familias completas”. Además contó que durante el fin de semana “hemos recibido tres familias: un matrimonio con tres niños de entre dos meses y siete años; también una señora con una niña de dos años”.

Remarcó que “realmente se ve la necesidad de la gente en la calle durante este tiempo de frío. Tuvimos personas que se quedaron sin empleo y no quedó otra más que estar en la calle, porque no pueden pagar sus alquileres”.

En un trabajo en conjunto con Desarrollo Social para la temporada de invierno “están acercando muchas personas durante las noches. Cuando son familias con niños pequeños, deben quedarse dentro de la institución para no volver a la calle”.

Al llegar hasta la sede de Operación Rescate “las personas pueden asearse, tienen comida caliente, colchón y frazadas para dormir. Muchas veces, cuando las habitaciones ya están cubiertas, tenemos un salón grande para acomodar varias personas”. En esta distribución, “las familias con niños se acomodan aparte de las demás personas, porque algunas de ellas pasan por situaciones de consumo de alcohol y drogas”.

Desde la creación de esta fundación, compartió que “hemos tenido varias situaciones difíciles, con personas a las cuales no se las puede seguir ayudando por su consumo de sustancias”.

Operación Rescate “nació hace casi cuatro años y en este tiempo, se ha incrementado bastante la población. En los últimos años, desde la pandemia, mucha gente se quedó desempleada y les tocó volcarse a la calle. Además, muchas instituciones cerraron y no recibieron ayuda, por eso se ha incrementado la necesidad de asistencia”, agregó.

Actualmente, Tobar detalló que “estamos atendiendo aproximadamente entre 30 a 40 personas por noche y cuando hace demasiado frío llegamos a las 50 personas”.

“Teníamos una problemática con el tema del hogar y Desarrollo Social nos está pagando el alquiler, más el aporte mensual de alimentos, donaciones”.

Relevamiento situación de calle

En comunicación con el subsecretario de Acción Social del Ministerio de Desarrollo Social, Claudio Vázquez, comentó que “si bien trabajamos todo el año, cuando es época de temperaturas bajas estamos más atentos, porque puede producirse un daño en personas que viven a la intemperie”.

Durante el fin de semana pasado y días previos “se hizo un gran operativo en conjunto para salir a recorrer varias zonas de Posadas, más allá del casco céntrico, donde sabemos que están los habitués”. También “buscamos dar una mano a trabajadores que quedan a la intemperie, como serenos y otros que quedan deambulando por la calle”, agregó.

En materia de asistencia, relató que “se organizaron cenas calientes, mate cocidos calientes para consumir, para brindar una mano a estas personas durante las noches de frío”. En cuanto al relevamiento de personas en situación de calle, indicó que se invitó a “llevarlos a los centros de contención, donde el Ministerio trabaja en conjunto con Operación Rescate, la Fundación Filipos y El Catán”. Compartió que “son entre 10 a 15 personas a quienes vemos habitualmente”.

Vázquez detalló que, en asistencia a gente en situación de calle, “tenemos que diferenciar, porque en algunos casos cuentan con sus hogares, en diferentes barrios, pero vienen de lunes a viernes en la plaza, porque reciben ayuda de las personas que circulan. Después, otros llevan más de 15 años en situación de calle, no quieren irse, cuidan coches y dicen que están bien donde están, porque tampoco quieren irse a estos centros de contención”.

En el norte de Misiones

El intendente de San Antonio, Fausto Rojas, comentó sobre este tema que “la helada afectó a los pastizales y a muchos colonos que tienen animales, pero no fue tan intensa en estos días”. Aseguró que “todavía no se sintió tanto, porque hubo años donde las heladas fueron intensas”.

Para la temporada de invierno “tenemos un área de trabajo y se atiende a las personas que necesitan, para lo cual siempre estamos atentos”.

Respecto a la gente en situación de calle, Rojas contó que “tenemos algunos casos que son crónicos, dos o tres, que están siempre en la calle. Incluso se les dio vivienda, pero terminan volviendo a lo mismo. Estuvimos hablando con los vecinos para conseguir un espacio prestado. Se trata de gente que es adicta a sustancias, como el alcohol, con lo cual es muy complicado”.

Para la asistencia a las personas que atraviesan el consumo de sustancias, algunas de las cuales están en situación de calle, “nos encargamos del traslado hasta los centros de asistencia, pero se escapan y vuelven a lo mismo, siendo que no es fácil organizar un traslado y es un desgaste ir hasta Posadas”, añadió.

Remarcó que “nunca se los abandona, pero se hace los que se puede con pacientes que no colaboran y siguen dentro de este tema”.

Dónde comunicarse

Al conocer el caso de persona en situación de calle que necesita asistencia, pueden comunicarse al número de teléfono 376-4367690.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.