Sin embargo exigieron a la directora que garantice el funcionamiento de las cámaras. Se reunieron ayer por más de tres horas con las autoridades de este jardín materno que recibe a bebés desde los 45 días.

Más de tres horas duró la reunión que mantuvo ayer la directora del jardín materno neonatal denunciado penalmente, con los padres que llevan a sus hijos a esa institución ubicada sobre calle Santa Fe de esta ciudad.

La reunión fue convocada por la institución para poder dar su versión sobre los hechos que se hicieron públicos luego que la mamá de un bebé de 11 meses que asistía a ese materno, realizó la semana pasada una denuncia penal por maltrato físico contra su pequeño quien presentaba hematomas en la cabeza.

En el marco de la causa, que está en el Juzgado de Instrucción 1 a cargo de Marcelo Alejandro Cardozo, este jueves se peritaron las videocámaras que están instaladas en el jardín maternal. Es que, según consta en la denuncia de la madre, luego que los médicos descartaron que los hematomas en su bebé eran producto de una enfermedad y, en cambio, le dijeran que habían sido producidos por golpes, pidió ver las grabaciones de los videos para saber qué había pasado en el jardín y la directora le dijo que no funcionaban las cámaras de vigilancia.

Pedido de explicaciones

Ayer, aunque la mayoría de los padres se mostraron conformes con el servicio que presta el materno neonatal en el cuidado de sus hijos y confirmaron que seguirán llevando a sus pequeños, hubo momentos muy tensos en la reunión y la directora tuvo que explicar varias situaciones que los padres advirtieron como preocupantes.

Una mamá pidió explicaciones al jardín porque, según le contó su pequeño hijo, le prohibieron ir al baño. En respuesta, las docentes le explicaron a la madre que el nene había entrado al baño de las nenas y se le explicó que no podía entrar ahí, pero el pequeño pudo interpretar que no podría ingresar al baño en general.

Otra mamá, en tanto, recordó que también su hijo volvió con golpes del jardín maternal y cuando pidió ver las filmaciones también le dijeron que no funcionaban las cámaras. Según la directora, el nene se había lastimado cuando intentó subir solo al cochecito en un momento que las maestras no lo veían, eso ocurrió durante la mañana por lo que la maestra de la tarde no estaba al tanto por lo que no le avisó a la mamá.

Vale recordar que algunos padres decidieron dejar de mandar a sus pequeños luego de hacerse pública la denuncia penal contra el jardín, dada a conocer esta semana por el grupo Familias Trastorno del Espectro Autista (TEA) Misiones quien recordó además otra denuncia, de febrero de 2021, realizada por una docente que comenzó a trabajar en ese jardín, quien aseguró que la directora ataba a la silla durante toda la mañana a dos niños con TEA.

Ayer, al menos los padres consultados tenían la versión que esa primera denuncia había sido desestimada por la Justicia e incluso la docente denunciante fue inhabilitada. No obstante, según la abogada que asesora a esta denunciante, Jennifer Vargas, esta versión es absolutamente falsa, “la causa sigue en curso luego que el Juzgado de Violencia Familiar 1 se declaró incompetente y el expediente fue remitido al Juzgado de Familia 1, mientras que la causa penal se instruyó en el Juzgado de Instrucción 7”.

Además, según confirmó Vargas, hay otra denuncia de 2018, también de una docente que trabajó en esa institución.

“Las cámaras tienen que funcionar siempre”

El jardín materno cuenta con videocámaras en todas las salas y espacios comunes, a excepción de los sanitarios.

Según contó ayer una de las mamás al salir de la reunión, “la directora nos aseguró que las cámaras funcionan y que sí tuvo problemas días atrás con la CPU, pero que el técnico ya solucionó ese inconveniente. Nos explicó que no se guardan las filmaciones por mucho tiempo porque el sistema tiene capacidad para tener almacenado los últimos tres días. Todos los padres estuvimos de acuerdo en exigir que se invierta en el sistema informático, que traigan los técnicos correspondientes para que si hay algún problema o alguien tiene alguna duda se puedan ver las filmaciones. Las cámaras tienen que funcionar porque los padres traemos a nuestros hijos convencidos que hay cámaras”, remarcó.

Según indicó “la mayoría de los padres que estuvimos en la reunión dijimos que seguiremos mandando a nuestros hijos porque coincidimos que no hay una variable en el comportamiento de los chicos, ellos están bien, incluso mi hija de tres años evolucionó mucho desde que viene al jardín porque era muy poco dada y ahora está mucho más comunicativa”.

“Obligaba a las maestras a tener sentados o atados a los chicos”

En 2018, otra joven que trabajó durante seis meses como docente en este jardín maternal de Posadas también denunció que la directora “obligaba a las maestras que tengan sentados o atados a los chicos de uno y dos años, a los chicos de tres años los obligaba a dormir desde que ingresaban a las 15 hasta la hora de salida, a las 21. A los chicos de cuatro años decía que, ya que ella no podía pegarlos, le tenía de los brazos a los que para ella se portaban mal y dejaba que los otros le peguen, los enfrentaba”.

Según detalló en su denuncia, “todos los días eran estas situaciones, la merienda se comía ella y les daba lo que había en la heladera. A una nena de siete meses la dejaba con una almohada y la mamadera para que tome sola, un día se produjo el vómito de la beba porque no se podía mover”.

La extrabajadora describió otras situaciones de violencia contra los pequeños, “hasta el último día que estuve, esta señora le lastimó la garganta a un nene de cuatro años que se llama Gonzalo que corre todo el tiempo, ella lo lastimó sujetándole de la garganta para que pare, poniendo la excusa que si no le sujetaba se iba a lastimar. O le agarra de las orejas, les grita. A una bebé que estaba por cumplir un año, como no le gustaba estar en el jardín, le obligó a que tomara la mamadera apretándole para que se duerma y cuando yo me doy cuenta le tenía en la canilla debajo del agua fría o calor, estando esa pileta en abandono con materia fecal de días”.

Dio cuenta además de las malas condiciones del jardín “sólo en la sala hay aire acondicionado, en la pieza hay un solo ventilador chiquito. La comida les recalienta del día anterior y todos los días es sopa o polenta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.