Las naftas mantuvieron su valor pero se espera que todos los productos sigan aumentando. El faltante todavía llevará varias semanas en solucionarse.

La suba del gasoil que rige desde ayer no dará una solución en el corto plazo a la escasez que se registra hace meses en casi todo el país, sobre todo en el interior. De acuerdo a los empresarios petroleros, van a pasar todavía algunas semanas más hasta que se concrete el aumento de las importaciones, por un lado, y el aumento del corte con biocombustibles vegetales del 5% al 12,5%, por otro.

A pesar de una suba anunciada del 12%, en los surtidores de Misiones los números reflejan una suba que ronda el 20%. No sería sorpresa ya que en ocasiones anteriores, durante este mismo año, los incrementos fueron porcentualmente más altos en la tierra colorada que en el centro del país.

Cifras elevadas

Las modificaciones del cuadro tarifario de la firma Shell en Puerto Iguazú produjeron el mayor impacto negativo para el bolsillo de los consumidores, teniendo en cuenta que el gasoil premium alcanzó un precio de $222 por litro y la fórmula diésel, que es la opción regular, llegó hasta los $169.

Mientras que en Jardín América la V-Power diésel de la misma empresa aumentó a $214,90 y el diésel común a $183,50.

Valores en estaciones YPF

La Infinia diésel, que es el gasoil premium de YPF, alcanzó el valor de $201 en Posadas y $211 en la mayoría de las localidades del interior provincial. En tanto que el gasoil común de la petrolera estatal trepó a $147,80 en Posadas y se ubicó en $156 en las estaciones del Interior.

Se toma YPF como referencia por ser la petrolera con mayor influencia en el mercado ya que vende seis de cada diez litros totales. Las otras marcas acomodan sus precios al ritmo de la marca estatal.

Las naftas quedaron ubicadas en los siguientes valores: en Posadas $134 la súper y $163,90 la Infinia; mientras que en el interior $136,80 la súper y $167 la Infinia.

El aumento se aplicó como respuesta por parte del Gobierno nacional a la escasez del líquido vital, como si fuera un lujo innecesario que la gente puede dejar de comprar.

La escasez viene generando un sinfín de problemas en el transporte, el comercio, el agro, la producción y en los usuarios particulares. Incluso hay preocupación por las vacaciones de invierno donde hay miles de reservas hechas con anticipación y ahora se genera el temor de no poder llegar a los destinos por la escasez.

Lejos de una solución

El presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio del NEA, Faruk Jalaf, sostuvo que “seguramente se seguirá incrementando” el precio y que la escasez continuará por algunas semanas ya que “es una falacia lo que dijo el ministro de Gabinete Juan Manzur que se iba a solucionar en 48 horas”.

“Los precios van a seguir  acompañando la inflación, porque el FMI le está exigiendo a la Argentina, como pasa con el gas, con la electricidad y el combustible, todo lo de energía”, dijo.

Explicó Jalaf que “importar un barco lleva varias semanas, pero además hay que pagar con dólares que el país no tiene, distribuirlo por el país, eso requiere tiempo, además el precio está más elevado en el mercado internacional por la guerra”.

Y expuso un problema más que agrava la situación del gasoil en el interior del país: “la situación es crítica porque CAMMESA (distribuidora nacional de electricidad) que genera electricidad para Buenos Aires, se aprovisionó hace poco con tres millones de metros cúbicos de gasoil porque le van a cortar el gas por el frío, entonces usará gasoil para generar electricidad y eso produjo el faltante tan brusco”.

Por último dijo que la nafta también seguirá subiendo: “la nafta subirá en forma más gradual porque no hay faltante que había antes, puede faltar en la frontera pero en el resto de la provincia no”.

Problemas al agro

Darío Bruera, presidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Misiones (FARM), indicó que “nos afecta muchísimo porque en el sector agropecuario tenemos una economía dependiente del combustible, para tractores, camiones, fletes”.

Se quejó porque hay “dos crisis, una crisis de los aumentos de precios y otra crisis de escasez” y remarcó que “si suben el precio pero aseguran la provisión, nosotros acomodamos nuestros números y seguimos, pero el drama es que los aumentos no solucionan la escasez”.

La situación, dijo el dirigente rural, genera “un mundo de mucha incertidumbre, especulaciones, sobre precios de insumos y preocupaciones”.

“Vivimos en una constante corrida que termina repercutiendo en el ánimo de los productores, dudan de hacer o no hacer una nueva siembra, dudan de invertir o no invertir por toda esta situación”, lamentó.

Corte con más biocombustible

El Gobierno nacional decidió aumentar el actual porcentaje de 5% de mezcla obligatorio de biocombustibles que se utiliza para la producción de gasoil. A través de una resolución de la Secretaría de Energía, se elevará un 50% el corte de biocombustibles para las pequeñas y medianas empresas, por lo que subirá de 5% a 7,5%.

Además, se publicará un Decreto que establece por el término de 60 días el Régimen de Corte Obligatorio Transitorio Adicional de Biodiésel (COTAB), destinado a incrementar la capacidad de abastecimiento de gasoil grado 2 y grado 3. Dicho régimen permitirá un corte obligatorio transitorio y excepcional de 5 puntos porcentuales adicionales para todas las empresas proveedoras.

De esta manera, se incrementará el corte de gasoil con biocombustible de 5% actual a 12,5% y de esta manera se busca incrementar el líquido disponible y resolver, al menos en forma parcial, la escasez que se viene generando hace meses, con graves impactos en las economías regionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.