«Recomendamos a los usuarios acercarse a las oficinas comerciales ubicadas en avenida Victoria Aguirre para conocer el estado de la cuenta y en el caso de que registren deudas, estas se pueden financiar», explicaron.

Normalizado el servicio de agua potable, ahora buscan que todos los usuarios lo paguen

Desde el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (Imas) en Puerto Iguazú informaron que tras la normalización del servicio debido a las obras complementarias que se llevaron adelante y las maniobras para recuperar la presión en zonas que históricamente registran problemas con el suministro, comenzaron a trabajar con la Unidad de Gestión de Agua Potable y Saneamiento (Ugapys) para la recategorización de los usuarios, legalización de conexiones y el cobro de deudas que datan del año 1998, lo que motivó a que muchas familias hayan sido notificadas de saldos pendientes y varias conexiones fueran suspendidas hasta que regularicen su situación.

En la actualidad Imas cuenta con alrededor de 10.000 usuarios y solamente entre 30 y 40 por ciento abona el servicio, que en la mayoría de los casos pagan una tarifa plana que no alcanza los 500 pesos. Ante esta situación desde Ugapys trabajan para repartir las facturas a tiempo y en base al sistema trabajan con la regularización. En el último mes han efectuado una serie de cortes en el suministro de agua potable.

«Recomendamos a los usuarios acercarse a las oficinas comerciales ubicadas en avenida Victoria Aguirre para conocer el estado de la cuenta y en el caso de que registren deudas, estas se pueden financiar en varias cuotas a fin de regularizarlas» , explicaron desde Ugapys.

Respecto a la llegada de las facturas a los domicilios, eterna queja de los usuarios, indicaron que este fin de mes volvieron a llevar las facturas a los domicilios, aunque más allá de eso los usuarios pueden retirarlas en las oficinas donde también pueden efectuar el pago con débito automático o tarjeta de crédito.

Cabe subrayar que existen algunos usuarios que no abonan el servicio de agua potable desde la década del 90, han sido notificados de la deuda y al no obtener respuestas los conflictos fueron judicializados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.