Es de suma importancia para la seguridad de los alumnos de la mencionada institución educativa como de otras que existen en la zona. Ya no tendrán que transponer la cada vez más transitada ruta nacional 14 como lo hicieron durante todo este tiempo, con el riesgo latente de ser atropellados.

Se habilitó el puente peatonal frente a la Escuela 395, obra reclamada durante más de tres décadas en Oberá

El pedido relacionado a la construcción del paso peatonal data de más de 30 años.

Esta fue una jornada histórica para la comunidad educativa de la Escuela 395 de Villa Martos, en la ciudad de Oberá. Es que después de más de 30 años de insistentes reclamos y pedidos formales, tanto de parte de los docentes como de los padres de los alumnos, fue habilitado el anhelado puente peatonal sobre la ruta nacional 14.

La obra es de gran importancia en razón de que diariamente los estudiantes de ambos turnos debían cruzar caminando sobre la calzada, con el consecuente riesgo que eso implica teniendo en cuenta el fluido tránsito de vehículos de pequeño, mediano y gran porte hacia el norte y sur provincial.

Inclusive existen registros de siniestros viales con víctimas fatales, lo que año tras año hacía revivir el planteo a las autoridades. Muchos vecinos de la zona también se involucraron porque entendieron que se trataba de una necesidad vinculada directamente a la seguridad de ellos y sus hijos.

Finalmente el año pasado Vialidad Nacional licitó la obra que fue adjudicada a la empresa Seis Hijos, por 50 millones de pesos. Si bien restan algunas tareas menores, de pintura y señalización, este mediodía el paso peatonal fue habilitado y fueron los chicos de la escuela los primeros en utilizarlo, previa charla de concientización en el patio de la institución, a cargo de expertos de Vialidad Nacional.

El director de la escuela obereña, Oscar Yandrey, recordó que «la lucha por este requerido paso peatonal comenzó hace más de 30 años cuando se empezó a visualizar el aumento del tránsito sobre la ruta nacional 14», y en ese punto eligió resaltar la figura de la ex directora, Mercedes Techeira, de quien dijo que «en todos los años que estuvo al frente de la institución impulsó el reclamo haciendo gestiones inclusive en Buenos Aires, ante varios organismos e incluso en la Cámara de Diputados de la Nación».

«Los chicos y padres están felices, comprendieron la utilidad del puente porque hasta ahora corrían un gran riesgo transponiendo la ruta. Si bien contábamos con la colaboración de Tránsito de la comuna y Seguridad Vial de la Policía, nunca dejó de ser peligrosa», analizó y reconoció que también les genera tranquilidad al plantel docente porque «todos los días estábamos con el corazón en la boca, más aún en las épocas de invierno con mucha niebla que elevaba muchísimo más el riesgo para nuestros pequeños».

El ingeniero Gabriel Eitner, jefe de sección de Sigma (Sistema Integral de Gerenciamiento y Mantenimiento de Puentes), se mostró satisfecho por haber podido «completar la construcción del paso peatonal que fue pedido por mucho tiempo por la comunidad. Es una obra para la protección de los niños que cruzan la ruta nacional», y en ese tramo aclaró que «se trata de la habilitación para que comiencen a utilizarlo aunque restan todavía algunas obras menores».

«Yo era chico, venía a la escuela y escuchaba que las maestras hablaban con mi mamá para que acompañe el pedido del puente, imaginate los años que pasaron que ahora mis hijos vienen a esta misma escuela y los pedidos continuaron hasta el año pasado. Se tomaron su tiempo pero bueno, valoremos que de ahora en más ya no habrá riesgos», dijo un padre.

En la escuela estuvo presente el indendente, Pablo Hassan y el presidente del Concejo Deliberante, Santiago Marrodán, además de otras autoridades comunales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.