Los promotores comienzan a la mañana con el rastrillaje casa por casa. Hasta la tardecita continúa con la atención de pediatra, ginecólogo, oftalmólogo, clínico y nutricionista. Se generan turnos con el hospital.

El equipo de Salud Zona Norte Paraná, en coordinación con Incluir Salud y los hospitales SAMIC de Iguazú y Ramón Gardes del kilómetro 3, realizarán cada jueves un “megaoperativo” en uno de los 109 barrios de Eldorado. El primero tuvo lugar este jueves en el barrio Itatí y el próximo está aún por definirse, pero según adelantó el coordinador de Atención Primaria de la Salud de Zona Norte Paraná, José Luis Riveros, sería en el barrio Roulet de Eldorado.

Esta modalidad de operativos de salud en los barrios ya la realizamos desde hace bastante tiempo en Eldorado pero, ahora, comenzamos con un megaoperativo porque hacemos una jornada completa, desde la mañana hasta la tarde, con todo el equipo“.

Ni bien llegamos, los promotores salen a hacer el rastrillaje del barrio, se visita a los vecinos casa por casa, se ve cuáles son sus necesidades sanitarias para poder generar respuestas desde las 14 en adelante, cuando vienen todos los profesionales de la salud”, detalló Riveros.

Atención médica

En tanto, según precisó el jefe de APS Zona Norte, Alfredo Martínez, “contamos con pediatra, clínico, un oftalmólogo que nos cedió el SAMIC, nutricionista, ginecólogo, también hacemos electrocardiogramas y vacunación. Trabajamos en forma coordinada con los hospitales SAMIC y el Gardes para que cuando asiste un vecino que requiere un servicio que no podemos ofrecerle en el operativo, se le gestiona en ese mismo momento un turno en el hospital para que vuelva a su casa con una solución a sus necesidades sanitarias”.

Señaló además que también cuentan con un móvil para poder visitar a los pacientes postrados que no pueden ir hasta el lugar donde se despliega el operativo, “estas situaciones son detectadas por nuestros promotores en su rastreo domiciliario en el barrio. Este jueves fuimos a la casa de un paciente con una doctora y también fuimos a la casa de dos personas con el equipo del Incluir Salud para poder gestionarles una silla de ruedas a una y muletas a otra”, contó Martínez.

Trabajo en terreno

En el barrio Itatí, los ginecólogos colocaron implantes subdérmicos y entregaron anticonceptivos.

En algunos casos, según precisó Rivero, “el clínico trabajó en forma conjunta con el nutricionista porque las enfermedades crónicas no transmisibles como la hipertensión, la diabetes y el sobrepeso tienen mucho que ver con la alimentación y la actividad física. A veces tenemos los alimentos saludables en casa y no los consumimos de manera saludable… de ahí la importancia de la nutricionista que nos orienta para que podamos hacer una alimentación saludable, buena ingesta de agua y actividad física”.

Destacó además el trabajo “oportuno” del pediatra, “las familias trajeron a sus chicos para que el médico los evalúe y a partir de ahí surge la necesidad de la vacunación tras la revisión de los calendarios de vacunación para ver si faltaba alguna vacuna”.

En el operativo participó también un abogado que se abocó iniciar gestiones a los pacientes indocumentados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.