Partió esta mañana desde el Aeroclub de Apóstoles. Seguirá su tratamiento en el Hospital Militar de la Capital Federal

El suboficial del Ejército, Michael Natanahel Verón, fue trasladado esta mañana al Hospital Militar de Buenos Aires. El viaje pudo concretarse luego de que el equipo médico del reconocido sanatorio posadeño donde se encontraba internado, lograra estabilizar su condición. Según informaron fuentes cercanas, el joven se encontraría despierto, aunque con lógicas dificultades para comunicarse.

En primera instancia, Verón debió ser trasladado en ambulancia hasta el Aeroclub de la ciudad de Apóstoles, desde donde, alrededor de las 9, partió el avión sanitario que lo llevó hasta la Capital Federal. Dicho trayecto hasta la Capital de la Yerba Mate se debe a que el aeropuerto posadeño permanece cerrado por los trabajos de remodelación que se iniciaron a mediados de junio.

El pasado 8 de julio, Michael Natanahel Verón sufrió una grave lesión en la médula espinal, luego de ser arrojado a una pileta vacía del Regimiento 30 de Apóstoles, en medio de un cuestionado bautismo militar.

Desde entonces, fue sometido a varios procedimientos quirúrgicos con la esperanza de lograr recuperar su motricidad. Le colocaron prótesis en las vértebras fracturadas para estabilizar su columna, y en la última intervención le realizaron una traqueotomía para que pueda volver a ingerir sólidos de a poco.

Su caso,  sumada a la muerte de Matías Chirino en Paso de los Libres, generó gran revuelo en la Fuerza a nivel nacional. El pasado lunes 25 de julio, el jefe del Estado Mayor del Ejército, Guillermo Pereda, citó a las autoridades militares a una reunión con un tema principal en agenda: erradicar todos los rituales o bautismos dentro de los regimientos, finalizar con los actos de violencia con los egresados.

En la misma línea, el ministro de Defensa de la Nación, Jorge Taiana, sacó un comunicado prohibiendo la “autorización y/o realización de festejos, ‘ritos y ceremonias de iniciación’, reuniones sociales o cualquier tipo de actividad; así como también el ingreso, provisión y consumo de bebidas alcohólicas dentro de unidades y establecimientos militares“, según reza la orden publicada en la resolución 973.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.