Indicaron que “al principio eran solamente un par de autos de Uber pero ahora son cada vez más circulando”. Desde el Municipio ratificaron que los servicios mediante las aplicaciones digitales no están autorizados.

El jueves, decenas de taxistas de la capital provincial realizaron una protesta, que incluyó un corte de calle frente a la sede del Sindicato de Peones de Taxis de Misiones, por lo que representa el crecimiento de la “competencia desleal”, según remarcaron apuntando principalmente al avance de las aplicaciones digitales como Uber.

En ese sentido cuestionaron la falta de control y sanciones para el funcionamiento de los vehículos considerados ilegales en la prestación del servicio, y pidieron soluciones urgentes teniendo en cuenta además la caída de la demanda y el crecimiento de los costos dentro de la actividad.

Un taxista consultado que prefirió hablar desde el anonimato, indicó sobre las diversas problemáticas que motivaron la protesta que “vemos cómo Uber continúa creciendo, de a poco, pero avanza y se mete cada vez más en la ciudad sin que nadie haga nada para evitarlo, o para al menos controlarlos y que no se convierta en algo que nos complique tanto a los que venimos hace años trabajando en esto enfrentando más problemas que beneficios”.

En el mismo sentido advirtió: “Al principio eran solamente un par de autos de Uber circulando, pero ahora ya se ven muchos más, sobre todo los fines de semana en los sitios más concurridos de la ciudad”, mientras “son muchos los compañeros (taxistas) que ya no saben qué hacer para seguir trabajando. No hay ganancia diaria. Son muy raros los días en los que podemos sentir que volvemos a nuestros hogares con dinero suficiente. Y si encima tenemos que soportar que algo como Uber siga creciendo, entonces estamos en el horno”.

Sin ordenanza que habilite

Por su parte, Lucas Jardín, secretario de Movilidad Urbana de Posadas, al ser consultado por este Diario sobre el resultado de la reunión que mantuvieron desde el Ejecutivo municipal con los taxistas durante la protesta, remarcó: “Uno de los temas más importantes que preocupa en el sector es por las plataformas digitales que vienen trabajando de manera ilegal, no solamente en Posadas sino también en toda la provincia y la región”.

“La postura del Municipio es tratar de brindarles tranquilidad (a los taxistas) ante estas plataformas ilegales que operan en Posadas. Por eso, estamos controlando y hacemos diferentes trabajos de fiscalización donde, incluso, ya hemos secuestrado algunos vehículos para que no trabajen en la ciudad en tanto eso no esté correctamente habilitado por ordenanza o por la reglamentación que se necesite para que sea algo ordenado”, afirmó.

Al mismo tiempo aclaró: “Uber es el nombre más reconocido, pero existen otras plataformas que son vistas con preocupación por los taxistas. Pero la ilegalidad no pasa solamente por las aplicaciones, debido a que también hay muchos vehículos ilegales como remises o taxis que dejaron de tener la licencia que los habilita, pero siguen funcionando y circulando porque conservan la pintura que los identifica, no se les sacó el ploteo”.

Por ello, dijo: “Estamos controlando y hemos hecho retenciones de vehículos que antes eran taxis pero dejaron de serlo durante la pandemia por diferentes problemas y ya no tienen más la licencia correspondiente. También hay remises ilegales que están trabajando, muchos vienen de otros municipios a Posadas”.

Al mismo tiempo describió que “los taxistas nos cuentan que una de las formas más fáciles de salir a la calle después de perder un trabajo, es subirse a un auto, manejarlo y, principalmente, de noche hacer unos pesos como taxi o remís ilegal. Ellos ven que eso pasa mucho. Y por eso es necesario que sigamos controlando”.

“Posadas es grande, está creciendo cada vez más, y también tenemos que trabajar en conjunto con los municipios cercanos y el país fronterizo (por Paraguay) para que todos trabajen en igualdad de condiciones”, apuntó.

En relación al avance del funcionamiento de Uber en Posadas, de acuerdo al reclamo de los taxistas, Jardín indicó: “Con el monitoreo constante que realizamos todos los días se puede ver que no son más de 6 vehículos los que aparecen en la aplicación de Uber trabajando. Puede pasar que se sumen más vehículos un sábado de noche, por ejemplo, y llegar a 10. Es un número todavía muy bajo pero no deja de ser una situación de ilegalidad”.

Finalmente, el funcionario municipal indicó que “entendemos la situación que enfrentan los taxistas al ser un sector que fue muy golpeado durante la pandemia, y también ahora por el aumento de precio de los combustibles, las cubiertas, y todos los insumos que necesitan para funcionar en el día a día”.

Antecedentes de suma tensión

Cabe recordar que en noviembre del 2020, entre las diversas restricciones sociales que se impuso desde el Gobierno en todo el territorio nacional por el avance de la pandemia del COVID-19, Uber hacía su anuncio oficial sobre la puesta en marcha en Posadas de los productos Essencial y Medics.

La situación alertó a los taxistas, preocupados por el peligro que implicaba sobre sus fuentes laborales, lo cual derivó en episodios de tensión debido a que llevaron a cabo una campaña contra la circulación de los vehículos de Uber en la capital provincial, tendiendo emboscadas a los choferes de la plataforma para luego dar intervención a los inspectores municipales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.