Así lo explicó el Dr. Maximiliano Gómez, presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica, ante la inminente llegada de la primavera.

Con la llegada de la primavera, no todo es color de rosa. Estornudos, lagrimeos y más aparecen con su arribo. Empiezan a encenderse las alarmas de todas aquellas personas que sufren alergias.

“El tema de una predisposición genética es necesario porque todos nos exponemos, en el caso de la primavera a los polen que provocan alergias. Estos sirven para que se reproduzcan las plantas y los árboles pero, la realidad es que la persona que tiene alergias tiene una sensibilidad a ese elemento y reacciona contra eso al exponerse”, explicó el Dr. Maximiliano Gómez, presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica.

En charla con el doctor aseguró que “la reacción más común es con la rinitis alérgica. Esto quiere decir estornudos continuos que puede suceder entre ocho y diez veces seguidas, una secreción acuosa por la nariz y también puede ser acompañada por picazón y lagrimeos. Esto último se llama rinoconjuntivitis alérgica y eso le está afectando a uno de cada cinco argentinos”.

Sobre las reacciones que duran algunos minutos, el especialista advirtió que eso se relaciona con elementos denominados alérgenos. “Suelen ser intradomiciliarios. Uno se expone durante las horas de sueño y al despertarse manifiesta los síntomas”, indicó. “La alergia más frecuente es a los ácaros del polvo doméstico, esos microbios que se juntan en el polvo”, agregó.

También existen las personas que son alérgicas a las mascotas, que generan una reacción a los pelos de las mismas. El médico explicó que estos casos también son frecuentes y cuando uno se aleja de los mismos, las reacciones desaparecen.

Sin embargo, Gómez explicó que existen personas a las cuales estos síntomas suelen a progresar e incrementarse en frecuencia y severidad y son a esas personas a las que le sugerimos que consulten al alergólogo para evitar mayores complicaciones.

La realidad que esa predisposición genética no se puede modificar hasta el día de hoy pero si existen tratamientos de antialérgicos, de nueva de generación que no provocan sueño e insistimos en la utilización de estos por sobre los más antiguos”, aseveró el presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica.

“En una segunda instancia tenemos los corticoides intranasales y no hay que tenerle miedo porque son sumamente efectivos y no provocan los efectos indeseables de los que van a todo el organismo como son los inyectables o los que se toman por boca”, explicó el especialista.

Además, como una tercera opción, Gómez habló de las vacunas. “Insistimos en que tiene que ser acompañado por un alergólogo entrenado y son la opción de tratamiento que ha logrado modular la respuesta inmune para poder ir perdiendo la sensibilidad a esos elementos que provocan alergias”.

Sobre la automedicación, el doctor destacó que “la mayoría de los antialérgicos no provocan efectos adversos” pero, volvió a insistir con la utilización de los de nueva generación. “Los efectos de los que generan somnolencias se ha visto en la falta de rendimiento de los chicos en la escuela, menor rendimiento laboral en adultos e inclusive accidente de tránsitos”, indicó.

Por otra parte, como manera de prevención, el especialista recomendó la ventilación de los domicilios y evitar las exposiciones en los días de mucho viento y pico de polinización y en este sentido, agregó que el uso del barbijo puede ser una buena opción para protegerse.

A su vez, indicó que en la página de la Asociación Argentina de Alergia se brinda información detallada delas diferentes zonas del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.