La iniciativa, que no es nueva, ya tendría el aval del oficialismo y la oposición. El tema podría tratarse en la próxima reunión del MERCOSUR. El ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, se mostró partidario de esta idea

Aunque no es una idea nueva, el Congreso de la Nación volvió a poner en agenda la creación de una moneda única con Brasil. Para gran parte de la dirigencia política, esta sería una de las soluciones a la imparable inflación de la Argentina, que el último mes registró un 7% y en lo que va del año ya acumula más del 56%.

La creación de una moneda única con Brasil es una propuesta que se gesta desde hace varios años, pero nunca se concreta. Sólo por poner un ejemplo, en el 2019 el expresidente Mauricio Macri negoció con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, la creación del “peso-real”.

Uno de los argumentos de ambos mandatarios era “frenar el avance del populismo” en la región, idea que aplaudía en ese entonces el ministro de Economía del macrismo, Nicolás Dujovne, quien viajó varias veces al país vecino con el objetivo de concretar ese sueño. Sin embargo, no se cumplió.

De todos modos, ese “sueño” de crear una moneda única con Brasil no es sólo un anhelo de dirigentes de derecha, sino que el propio expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, coquetea con la idea por lo menos desde el año 2002.

La propuesta de Lula es más ambiciosa: sugiere crear una moneda para toda la región porque considera que “no tenemos que depender más del dólar”.

Asimismo, si nos remitimos al año 1999, fue el exministro de Economía argentina, Roberto Lavagna quien planteó la propuesta argumentando que la región debía tener a Argentina y a Brasil “como protagonistas en acuerdos bilaterales de moneda única”.

El Congreso retoma el proyecto peso-real

Justamente, de esa dependencia del dólar es de la que también se quiere desligar la Argentina -o al menos ese es el objetivo de la dirigencia política-, y es por ello que el Congreso de la Nación retomó en las últimas semanas la idea de una moneda única con Brasil.

En los hechos, el pasado jueves 15 de septiembre la Comisión de MERCOSUR, que preside el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Fernando Iglesias, se reunió para analizar la situación.

La reunión de la Comisión de MERCOSUR en el Congreso tuvo como invitado central -por Argentina-, al exministro de Economía en la era Macri, Nicolás Dujovne, quien fue uno de los últimos funcionarios que instaló -sin éxito- la idea.

“Menos riesgo y mayor reservas”

Por su parte, también estuvo Fabio Giambiagi, un funcionario del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil.

Ambos expusieron su punto de vista respecto a la creación de la moneda, esperanzados con que, definitivamente, la idea se concrete.

En ese sentido, Nicolás Dujovne volvió a plantear que la creación de una moneda con el país vecino es la vía más sensata y rápida para que en la Argentina se garantice la estabilidad macroeconómica “más allá de quien gobierne”, y así como Lula, Dujovne también deslizó la idea de que esa moneda única puede “tranquilamente” integrar a los países del cono sur latinoamericano. A su vez, planteó la conformación de un Banco Supranacional “que ayude a toda la región”.

El exministro también dijo que la ventaja de la creación de la moneda es que Brasil tiene “niveles bajísimos de inflación”, lo que se traduce en: menos riesgo de reversibilidad y mejoras en las reservas del Banco Central.

Además, durante su exposición Dujovne se sinceró y detalló que en el 2019 la idea estuvo “muy cerca” de concretarse, pero que el sueño se truncó con el resultado electoral de ese año, en el que Mauricio Macri no fue reelecto como presidente.

Por otro lado, y en lo que respecta a la exposición del funcionario brasileño, recordó los fallidos intentos que desde hace años tiene Argentina y Brasil respecto a la creación de una moneda única, y puso en valor que su país desde hace 30 años viene “aplicando un plan” que ha disminuido “al mínimo” los niveles de inflación, y que la idea del país vecino es que ese número (alrededor de 3% anual) sea similar “a los de las grandes potencias”.

billete - 5000 Pesos

Reforma monetaria

Así las cosas, en la próxima reunión de la Comisión de MERCOSUR, le tocará el turno de exponer al diputado nacional del radicalismo y economista Martín Tetaz, quien actualmente es uno de los dirigentes que milita esa idea.

Si bien el legislador opositor no presentó ninguna propuesta formal en el Congreso Nacional, en los últimos meses ha sido reiterativo en su pedido respecto a “una moneda común del MERCOSUR”.

“Argentina necesita una reforma monetaria profunda para matar la inflación. Propongo convertibilidad con el real, para converger a una moneda común del MERCOSUR”, escribió el legislador en sus redes sociales el pasado 11 de agosto, y el mensaje lo acompañó con un video que decía: “necesitamos parar esto ya (la inflación) y una manera de hacerlo es una reforma monetaria profunda, que convierta al real en nuestra moneda mientras buscamos la convergencia a una moneda común del MERCOSUR; si realizamos la economía, matamos a la inflación”.

“Todos simpatizan con la idea de una moneda con Brasil”

Si bien la idea de una moneda en común entre la Argentina y Brasil está “cruda” dentro del Congreso de la Nación, parte de la dirigencia política califica como un “gran avance” -y dado al descalabro económico del país- que el tema se haya retomado en la Comisión de MERCOSUR del Parlamento.

A su vez, aseguran que en esta oportunidad la propuesta tiene el visto bueno del oficialismo y la oposición, ya que la mayoría considera que el plan es “muy superador” si se compara con la idea de la dolarización.

Si se aplica la convertibilidad en Argentina “al dólar o al real”, efectivamente se bajan los índices de inflación, tasa de interés y el Riesgo País, le dijo a iProfesional el diputado y economista Martín Tetaz.

También aclaró que ese escenario se daría “con cualquiera de los dos casos” pero hacerlo con el real tendría una ventaja.

“La ventaja es que con el real tenés menos vulnerabilidad cuando el país devalúa o mueve el tipo de cambio”, explicó, y añadió que lo ideal es que se busque una convergencia con la cual Argentina tenga un ciclo común.

“Eso no pasa entre nosotros y EEUU. Las crisis de EEUU no tienen que ver con las nuestras, pero sí nos pasa con las de Brasil, entonces nos conviene ir a esa convertibilidad”, dijo Tetaz.

A su vez, en el Congreso también ven con buenos ojos la moneda “peso-real” ya que no sólo traerá amplios beneficios económicos, sino “muchas ventajas políticas”.

“Desde el peronismo hasta el radicalismo, todo el mundo simpatiza con la idea de una moneda con Brasil, y en Brasil hay plafón político para buscar eso, gane Lula o gane Bolsonaro”, consideró el diputado nacional.

Mercosur

“Una mayor integración”

Si bien la Argentina retomó la agenda del “peso-real”, en Brasil también vienen militando la idea desde hace meses. En mayo de este año, el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, habló sobre el tema en el Foro Económico de Davos.

Allí, el funcionario brasileño contó que la idea del Gobierno es “mayor integración regional para enfrentar las turbulencias de los mercados internacionales”, por lo que militó por la creación del “peso-real” que permitiría mayor integración argentina, su principal socio del MERCOSUR.

“Creo que veremos, probablemente, el peso-real en el futuro”, sostuvo Guedes como ejemplo de esta integración entre los países latinoamericanos, al entender que ello aumentaría las inversiones en los dos países y habría un comercio mayor.

Guedes también se refirió al conflicto entre Rusia y Ucrania, que según él está llevando a los bancos centrales del mundo a acelerar la subida de los tipos de interés. “La inflación global está subiendo, los precios de los alimentos y el petróleo están subiendo. Vienen aguas turbulentas en adelante”, pronosticó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.