Este martes es la penúltima jornada de testimonios. Se presentan ocho testigos entre familiares de los acusados, peritos de la defensa y un efectivo policial.

Padres y madres de 5 imputados, declaran hoy por el crimen de Fernando

La audiencia comienza a las 9 ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores. Los ocho rugbiers estarán presentes en la sala y se espera que los padres de Fernando, Silvino Báez y Graciela Sosa, también presencien las declaraciones.

Quiénes declaran este martes en el juicio por Fernando Báez Sosa

Este martes, durante la jornada número 12 del juicio, se espera el testimonio de la madre de Enzo Comelli, María Alejandra Guillén; la madre de Ayrton Viollaz, Erika Pizzatti; el padre de Matías Benicelli, Héctor Eduardo Benicelli; y el padre de Luciano y Ciro Pertossi, Mauro Pertossi.

La defensa desistió de citar a Ana María Tártara, madre de Lucas Pertossi, que sería así el único imputado del que no declarará ningún familiar directo.

También está previsto que declare Andrés Santiago Martín, oficial subayudante que intervino en la desgrabación de un audio del efectivo Maximiliano Rosso Suárez, quien asistió a Fernando tras el ataque frente al boliche «Le Brique».

Declararán además Pablo Alberto Rodríguez Romeo, perito informático que realizó informes técnicos sobre evidencia digital, y María del Carmen Badaloni, jefa de la sección psicología de la Asesoría Pericial La Plata.

El último testigo previsto es Agustín Costa Shaw, psicólogo clínico que intervino en la investigación penal suplementaria. Shaw fue ofrecido en marzo de 2022 por la defensa, a cargo de Hugo Tomei, como testigo de parte en una pericia psicológica y psiquiátrica a la que finalmente los imputados no aceptaron someterse por falta de «confianza» en el proceso judicial.

Qué pasó en la audiencia de este lunes

Luego de las declaraciones brindadas este lunes por las madres de Máximo Thomsen y de Blas Cinalli, para la duodécima jornada, está previsto que lo hagan las demás en el día de la fecha.

«Quiero pedir disculpas principalmente porque jamás, jamás en la vida se me hubiese ocurrido tener intenciones de matar a alguien. Yo jamás en la vida tuve esa intención y quiero pedir disculpas», dijo entre llantos Thomsen. Agregó que pegó «una patada o dos, no sé a quién ni a dónde».

Juan Pedro Guarino, uno de los rugbiers sobreseídos, también declaró este lunes e incriminó tanto a Thomsen como a Luciano Pertossi. «Miro, veo a Máximo Thomsen y a un chico tirado en el piso, y después me entero de quién era. Cuando vi eso no lo podía creer, me enojó muchísimo, me fui solo», sostuvo.

En su declaración, Thomsen reconoció que las zapatillas Cyclone que tenían sangre de Fernando, eran suyas y que las usó en la misma noche del asesinato.

Ante el tribunal, el joven fue consultado por la participación en la golpiza de sus otros amigos. Allí el acusado no quiso nombrar a nadie. Antes todas las consultas, la única contestación fue la siguiente: «No voy a responder sobre otras personas».

Colecta solidaria en el colegio al que asistía Fernando

Por iniciativa de los padres de Fernando Báez Sosa, Graciela y Silvino, entre hoy y mañana, de 8 a 19, propusieron realizar una colecta solidaria en el Colegio Marianista de Caballito, en el que el joven completó sus estudios secundarios.

En la puerta del establecimiento ubicado en la calle Emilio Mitre al 25 se reciben “alimentos no perecederos y útiles escolares”, que luego serán donados a los más necesitados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.